domingo, 6 de marzo de 2011

La lágrima


-Llora-, le dijo él a ella.

-¿Por qué quieres que llore?- respondió ella.
-Porque quiero ser una lágrima tuya, para nacer en tus ojos, vivir en tus mejillas y morir en tus labios.