viernes, 18 de febrero de 2011


¿Eres feliz?, le preguntó él a ella.
Ella no respondió, de hecho no dijo nada,hay momentos en los que sobran las palabras, guardaron silencio mientras el acariciaba su cabello y los últimos rayos de sol del día acariciaban sus pieles desnudas sobre la arena, el día moría, ella sintió frío y el la abrigó con sus brazos,siguieron en silencio hasta que el último rayo se desvaneció.